Apoyo en Aldeas Infantiles SOS Honduras

En agosto recibimos la invitación para apoyar a Aldeas Infantiles SOS en Honduras, debido a que se encontraban enfrentando una crisis a nivel pedagógico y administrativo. A pesar de que la organización en México también se ha enfrentado a diversas dificultades y de que teníamos algunas situaciones en proceso, se organizó un equipo de 4 colaboradores.

Por parte de la Aldea Infantil SOS en Tijuana, Perla Carbajal (contadora que se desempeña como Secretaria administrativa) y una servidora Aída Villagrán (psicóloga de formación que se desempeña como Trabajadora Social) nos unimos a la causa; al igual que Rebeca y Saúl de Tehuacán. Al llegar y conocer la situación de Aldeas Infantiles SOS Honduras, pudimos ver que no era nada sencillo; sin embargo, fue impresionante encontrarnos con personas de otros países que también se habían interesado en apoyar. Realmente la labor de un colaborador en aldeas va más allá del compromiso con los niños y las niñas de su país o de su trabajo en un programa; cuando logra sentirse parte de la gran familia SOS, puede apoyar el desarrollo de otros y pensar un poco como lo haría Hermann Gmeiner: “Todos los niños del mundo son nuestros niños”.

A pesar de las diferencias culturales compartíamos el idioma y el compromiso con la niñez, así que esto permitió que cada uno de nosotros se desempeñara en su área. Incluso en Honduras estuvimos trabajando en diferentes programas, aunque también coincidimos en algunos momentos en los cuales volver a vernos se convertía en una gran fiesta.

México y Honduras celebran el día de la Independencia el mismo día. Pudimos observar la manera de festejar, sobre todo con varios desfiles en los que niños, niñas, adolescentes y jóvenes de las escuelas. De esta forma, no extrañamos la fiesta del 15 y 16 de septiembre que tanta identidad nacional nos da.

Como colaboradores de la organización Aldeas Infantiles SOS pudimos compartir buenas prácticas, intercambiar experiencias, participar en la inducción de nuevos colaboradores de las áreas pedagógica y administrativa, colaborar en los programas de trabajo, compartir el gusto de formar parte de la organización al Impartir el Taller de la Marca Aldeas Infantiles SOS; así como otras cuestiones de tipo operativo como el sistema de estadísticas del programa, revisión de expedientes, etc.  Sin duda alguna Perla, Rebeca, Saúl y yo quedamos marcados por esta gran experiencia que vivimos en Aldeas Infantiles SOS Honduras, que nos ayuda a mantenernos conforme a los valores de la organización: “Audacia, Compromiso, Confianza y Responsabilidad”.

    
    

  • Ir arriba
  • Recomendar
  • Imprimir