[12:48] Cesar Gustavo Vazquez Sanchez Cesar Gustavo
4 tips para innovar y posicionar tu marca
4 tips para innovar y posicionar tu marca

Existen normas inmutables de mercadotecnia relacionadas al posicionamiento, tales como: “Es mejor ser el primero, que ser el mejor” o “Es mejor ser el primero en la mente del consumidor, que el primero en el punto de venta”, premisas extraídas del libro Las 22 leyes inmutables del marketing. Sin embargo, cuando las escuchamos, creemos que actualmente ya no pueden aplicarse. ¡Vaya error!

El empoderamiento empresarial aún trae un sinfín de ventajas, pero ¿cómo desarrollar esas virtudes? Asimismo, ¿qué beneficios traen? En este artículo conocerás el gran uso que tiene esta herramienta mercadológica y cómo desarrollarla.

Incrementa tus ventas

Un adecuado y viable posicionamiento de tu empresa, puede ayudarte a aumentar tus ventas y tus ingresos, ya que serás referente ante otros productos, servicios o en algunos nichos de mercado, siendo la primera opción en la mente de los consumidores, cuando tengan un problema que solucionar. Esto nos remite a la primera ley de mercadotecnia, estipulada por Al Ries y Jack Trout: “Es mejor ser el primero, que ser el mejor”.

Aumenta la lealtad de tus clientes

Bien lo dijo el gurú de la mercadotecnia moderna: “Cuesta seis veces más caro traer un nuevo cliente que retener al que ya tienes”. ¡Cuánto razón tiene! La labor del mercadólogo y su equipo no termina cuando se concreta una venta; tal vez ese hecho apenas representa el 50 por ciento de la estrategia, ya que después de esta acción, viene la fidelización, para que el consumidor se convierta en un cliente leal, ya sea adquiriendo un producto complementario de tu marca o comprando más artículos.

¡Siempre busca ser mejor que tu competencia!

No solo examines establecerte en el mercado y conseguir algunos clientes, ¡enfrenta a tu competencia! Para lograrlo, identifica el producto o servicio que ofrece, el problema que cubre y su valor diferenciador en el mercado. Asimismo, el costo de su oferta comercial,  proveedores, infraestructura y consumidores. Respecto a estos últimos, averigua si están conformes con lo que reciben, qué les gusta, lo que cambiarían y si estarían dispuestos a mudarse de proveedor.

Arraigando información de los anteriores puntos, sabrás qué modificar de tu marca, producto o servicio, trabajarás en el posicionamiento de esas virtudes para que el mercado solo se fije en ello, tendrás la oportunidad de conquistar nuevos clientes y, por supuesto, competirás con tu rival comercial directo.

¡Expándete a nuevos mercados!

Los elementos antes mencionados no solo te ayudarán a posicionar tu empresa en el entorno, también tendrás la oportunidad de dominar nuevos mercados, abarcar más clientes y, posiblemente, ofrecer novedosos productos o servicios, siempre con la finalidad de solventar un problema del mercado que no se está cubriendo adecuadamente.

Otro consejo para diferenciarte de tus semejantes y sobresalir entre los compradores, es innovando, ¿cómo? Ofreciendo ideas de negocio a precios realistas, simples, prácticos y en función de una necesidad. Innovar no significa usar tecnología compleja o costosa, sino las herramientas precisas que materialicen tu concepto.

Ser una empresa socialmente responsable también es sinónimo de romper el statu quo y posicionamiento, ya que, mientras tu compañía apoya una causa, genera una imagen positiva en los colaboradores y la sociedad, generando un clima laboral agradable, mismo que aumente la productividad operativa y disminuya la rotación de personal.

Además, esta práctica te beneficiará comercialmente, ya que, según un estudio del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) puede originar que las ventas de tu negocio aumenten 12 por ciento, que el 70 por ciento de los clientes paguen más por tu producto o servicio y que el 76 por ciento de los consumidores se muden a tu marca.

Si buscas un proyecto de RSE, acércate a nosotros para darte una asesoría a la medida, la cual produzca un extraordinario ambiente con tus colaboradores, clientes, proveedores y nuevos consumidores.