Las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) son herramientas que fortalecen la enseñanza y el aprendizaje, aumentan las oportunidades para acceder al conocimiento, permiten el desarrollo de habilidades tecnológicas, cognitivas y competencias socioemocionales.

En Aldeas Infantiles SOS creemos necesario involucrar a los niños, niñas y adolescentes en actividades que fortalezcan sus habilidades para la vida, mediante herramientas tecnológicas que impulsen su desarrollo cognitivo y fortalezcan competencias socioemocionales.

A través de la metodología Lego Education, 35 niños, niñas, adolescentes y jóvenes que viven en las Aldeas de Ciudad de México, Morelia, Comitán y Tuxtla Gutiérrez han adquirido habilidades en robótica y han desarrollado competencias sociales y competencias básicas de ciencia y tecnología.

Sin embargo, los recursos tecnológicos como computadoras, software y los kits de armado de Lego Education EV3 son escasos, además se requiere dar mantenimiento al aula digital y realizar la contratación de un especialista para la impartición de clases, con esto podríamos impactar alrededor de 60 niños, niñas y adolescentes e incluso ejecutar dos niveles para los participantes del taller.

Tu donación puede impactar a que 60 niños, niñas y adolescentes desarrollen habilidades tecnológicas.

¡Dona desde $300 pesos!

Si No
Pesos Euros Pesos Colombianos Colonos Costarricenses


Tu donativo contribuirá a que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes puedan adquirir conocimientos en:
  • Robótica educativa
  • Armado de robots
  • Programación

El proyecto de Lego Education desarrolla habilidades tecnológicas, pero también habilidades blandas como trabajo en equipo, comunicación asertiva, liderazgo, creatividad y capacidad analítica.

¡Súmate a la campaña de Nae para apoyar a Aldeas Infantiles SOS!

Con tu donativo contribuyes a que 60 niños, niñas y adolescentes desarrollen habilidades tecnológicas y psicoemocionales.
A través de la metodología Lego Education, los participantes estimulan su creatividad, trabajan en equipo y aprenden sobre la solución de problemas. 
Las competencias básicas de ciencia y tecnología son de gran aporte para el crecimiento y desarrollo potencial de niñas, niños y adolescentes.