Gracias por dar el primer paso y apoyar a un niño, niña o adolescente que vive en alguno de nuestros programas.

Recuerda que el apadrinar no sólo es ayudar, es formar parte de vida y estar a su lado en los retos a los que se va enfrentando día a día.

Esperamos que muy pronto puedas apadrinar de manera recurrente, pues para un niño que ha perdido el cuidado de su familia, es importante sentir el apoyo de personas de gran corazón como tú.

“Lo mejor en el mundo sucede cuando haces más de lo que tienes que hacer” Hermann Gmeiner-Fundador de Aldeas Infantiles SOS.

Descubre más de Aldeas Infantiles SOS México y nuestra labor, ¡solo da clic aquí!